Desde la Inopia se ha mudado, la nueva (a)versión puede verse en http://www.dtradd.org/blog a donde serás transferido en 17 segundos. Por supuesto, si todo falla, siempre puedes dar click a la liga antecitada. Todo el contenido de este blog está convenientemente colocado en la nueva ubicación. Disculpe las molestias que esto le ocasione. Consuma frutas y verduras. Hidrátese antes, durante y después. Desde la inopia: De chimpancés y mariguana

viernes, enero 27, 2006

De chimpancés y mariguana

En un periódico de la red, de cuyo nombre no quiero acordarme, leí que un grupo de biólogos solicitaban la reclasificación de nuestros primos no tan lejanos los chimpancés para que pasaran a ser nuestros primos segundos. De acuerdo a las investigaciones de este grupo, no solamente compartimos un porcentaje altísimo de código genético, también los pobres chimpancés tienen mucho en común con nosotros: Usan herramientas sencillas, tienen una capacidad de aprendizaje elevada y hasta tienen guerras entre ellos (Dios mio!)
De hecho, los chimpancés ya están en nuestra familia, la hominidae y todavía más, en nuestra subfamilia, la homininae. Voy a tratar de poner un poco de orden en este pequeño desmadre taxonómico que estoy montando.

Va primero el chimpancé:
Reino: Animal
Phylum: Chordata
Clase: Mamíferos
Orden: Primates
Superfamilia: Hominoidea
Familia: Hominidae
Sub-Familia: Homininae
Genus: Pan

Tómese un respiro el lector para descansar de tanto latinajo y ahora sumérjase en la clasificación taxonómica del hombre.

Reino: Animal
Phylum: Chordata
Clase: Mamíferos
Orden: Primates
Superfamilia: Hominoidea
Familia: Hominidae
Sub-Familia: Homininae
Genus: Homo

Al que encuentra la única diferencia entre una clasificación y la otra le mando una copia de "El Germen" de Michael Resnick.
Pues sí, de acuerdo a la clasificación taxonómica, sólo nos separa el Genus. Hay otro Genus, el Gorilla, el cual, por supuesto, agremia a los otros primos más grandes y juertes.

Con este remedo de clasificación espero que haya quedado un poco más claro lo que quería decir. La propuesta es entonces, que pertenezcamos al mismo genus. Ellos serían Homo Pan y nosotros Homo Sapiens.

Por supuesto, hay voces en contra de esta propuesta. El principal argumento es que, si bien compartimos el 95-98% de nuestro ADN con los chimpancés, en realidad los chimpancés no poseen la capacidad humana para el lenguaje.

Peeeeeeeeeeeeeeeeeero,

- Se olvidan que los chimpancés son capaces de aprender un lenguaje de señas bastante complejo y,
- Se olvidan que incluso son capaces de enseñar este lenguaje de señas a su descendencia.

Entonces, ¿cuál es su opinión? ¿Juntamos a los chimpancés como primos más cercanos o los seguimos viendo como los parientes pobres?

Esto me recuerda cuando leí el libro de Carl Sagan, Los Dragones del Edén. En él, Sagan se avienta un viaje alucinado mientras imagina que los chimpancés que han aprendido el lenguaje de señas son liberados en la jungla. Las preguntas de Sagan son varias e interesantes, por decir lo menos:
¿Los chimpancés educados podrán enseñar el lenguaje a los salvajes?
¿Los salvajes lo asimilarán o se resistirán a él, como una amenaza a su forma de vida?
¿Si se resisten, matarán al portador del lenguaje, como haríamos nosotros ante lo que es diferente?
¿Si lo aceptan, aprenderán correctamente?
¿Qué pasará si lo aprenden, serán capaces de crear una tradición de señas (iba a decir señil, por analogía a oral, pero mejor no)?
¿Si crean esta tradición de señas, existirán mitos similares al de prometeo que trajo el fuego robado de los dioses?

Después de leer esto, uno se queda pensando: ¿De cuál fumo Sagan? Una rápida búsqueda en la Wikipedia nos dice que Sagan gustaba de la mota. No me extraña. Para sacar esas teorías fumadas, se tiene que fumar.

Que quede claro que el hecho de que Sagan le haya entrado a la mariguana no desvirtúa sus logros, ni hace que lo admire menos que antes. Pero eso sí, ahora entiendo porque podía sacar semejantes ideas.

Entonces, al comentar de chimpancés y mariguana, ¿cuál es su opinión? ¿Juntamos o no a los primos lejanos? ¿Les damos yerba para que desarrollen teorías fumadas? ¿Voy a chelear o me regreso a mi casa? Decisiones, decisiones...

Darth Tradd
Grosvenor Street
Manchester, UK

3 Comments:

Anonymous Jack Maybrick said...

Aquí tenemos un problema digno del gran Paulino María Íniguez, que sólo él será capaz de hacer que nuestras lateralizadas mentes conozcan el verdadero camino a la sabiduría.

No, ya en serio. El problema parece ser que, aunque compartimos el 95 al 98% del código genético con loa chimpancés, con el cerdo también compartimos de un 90 a un 95% del código genético. Es necesario comprender la diferencia entre el código gnético y el genoma: el genoma de un cerdo es radicalmente diferente del genoma de un chimpancé, y éste es también radicalmente diferente del genoma humano.

Hasta el momento, los únicos otros miembros de nuestra rama de la familia, los homo neanderthalensis, se encuentran muertos o trabajando como microbuseros en las ciudades de México, Guadalajara y Monterrey. Las pocas investigaciones que se han podido hacer respecto a su genoma indican un 98% de compatibilidad con nuestra especie. ¿Por qué se extinguieron? Aparentemente, porque nosotros realizamos un grado de especialización mayor en nuestro cerebro; pero el neanderthal era más grande. Nuestra especialización nos permitió no especializarnos; aparentemente, el neanderthal no pudo lograr eso. Sospecho yo que sí tenían un lenguaje, pero no tenían arte. esto pudo marcr una diferencia interesante.

Creo que deberíamos abrir una sección de debate en El Debrayue Oscuro...

7:50 p.m.  
Blogger Darth Tradd said...

Cierto, Jack. Y aparentemente también les ayudamos, como especie, a bien morir.

Prometo ya pronto abrir el debate en 42 Metros bajo Tierra.

9:10 p.m.  
Anonymous hominidae said...

In a Bush...

9:00 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home