Desde la Inopia se ha mudado, la nueva (a)versión puede verse en http://www.dtradd.org/blog a donde serás transferido en 17 segundos. Por supuesto, si todo falla, siempre puedes dar click a la liga antecitada. Todo el contenido de este blog está convenientemente colocado en la nueva ubicación. Disculpe las molestias que esto le ocasione. Consuma frutas y verduras. Hidrátese antes, durante y después. Desde la inopia: Semana tabiquera y de reencuentros

sábado, enero 07, 2006

Semana tabiquera y de reencuentros

Esta semana que por fin termina, es para mí la última en México en un buen rato. Esperaba poder aprovecharla visitando gente, enviando regalos pendientes (perdón, Jack) y publicando un poco más seguido. Pero no, ha sido una semana movida y con tantas cosas que ni al blog me había podido acercar hasta hoy, viernes en la noche.
Todo comenzó el lunes, cuando la Licenciada, una amiga muy querida aunque en ese día todavía en la lista negra, me habló a la casa. Quedamos de vernos para limar asperezas y dejar atrás pleitos tontos por los que no nos hablábamos. Al final del día (mejor dicho, al principio del siguiente) ya las cosas se habían arreglado y oficialmente somos amigos otra vez. Hasta estoy invitado a su próxima boda.
El martes tenía doble tanda, por un lado un amigo, Gaspar (nada que ver con el rey mago), al que tenía 5 años de no ver, me invitó a su casa por la tarde. Por otro lado, el wakko, supuesto coautor de esta bitácora me invitó a un amistoso de básquet. Finalmente, la plática con Gaspar se prolongó más allá de lo evidente y no pude ir al amistoso de básquet.
El miércoles fue día de sobrinos y hubo que pasearlos por las calles lucidas de Querétaro, mientras disfrutábamos de un día caluroso (23°C!) de invierno. A eso del mediodía recibí una llamada del Wakko:

Wakko: ¿Qué perro?
Negro: Nada, aquí, padroteando.
Wakko: ¿Por qué no fuiste, güevón?
Negro: No pude, tenía una cena con el Gaspar.
Wakko: 'ta güeno, al rato me operan.
Negro: ¿Qué?
Wakko: Si me dieron un codazo en el básquet y me operan a las 7, tengo tres fracturas en la chata.

Después de regresar a San Juan del Río, con todos los sobrinos y todavía entretenerlos jugando una partida multijugador de StarCraft (sí, todavía hay enfermos y nuevas generaciones jugando), mientras los Santos Reyes acomodaban los juguetes, pude ir a visitar al wakko en el hospital.

He tenido la mala fortuna de oírlo roncar más de una vez, pero ahora sí, con los ojos blanco, con la nariz llena de gasas y con una férula, mientras jadeaba como bagre en el pasto y roncaba como martillo neumático con asma, me impresioné. Entre el sopor de la anestesia, abrió los ojos y me dirigió estas sentidas palabras:

-¿Negro? ¡Qué feo estás, cabrón!

Bueno, ahí me di cuenta de que estaba bien. Si me hubiera dicho una frase amable, hubiera temido por su vida. Platicando con un amigo en común, me enteré de que su familia estaba de vacaciones y llegarían hasta el día siguiente. Así que hubo que ayudarle cuando lo dieron de alta, para llevarlo a su casa y entregarlo enterito, aunque con tres pedazos de tabique nasal en vez de uno. Más adelante el "otorrino" que lo operó me confió que cuando lo anestesiaron, el buen wakko se puso violento y por poco noquea al anestesiólogo y a una enfermera, acusándolos de que ellos le habían roto su nariz. Los médicos tuvieron que utilizar la famosa "técnica enzimática" (todos encima de él) para controlarlo.

Y finalmente, hoy, que traté de localizar en vano a mi ex-asesor de maestría para darle un recado personal de otro investigador mancusiano, pasé una excelente tarde, al poder despedirme de otra amiga muy querida, cuyo nombre guardaré sólo por que ella me interesa de verdad. Sin embargo, el gran problema de siempre: Ella se queda aquí y yo me voy, al menos un año, a las frías tierras del norte. Ni modo.

Al final, la semana fue buena, pude estar con mis amigos en momentos de necesidad, pasé una excelente tarde con ella y le envié su regalo de reyes a Jack. Ya veremos que tal pinta el año en Manchester.

Darth Tradd
San Juan del Río, Qro.
México

3 Comments:

Anonymous Jack Maybrick said...

Ah, mi hermano, he recibido la sudadera y térmicamente arropado en ella escribo estas líneas, hoy que la casa está más fría que de costumbre (que ya es decir). Evidentemente, cualquier palagra de agradecimiento que te dirija será una nimiedad en comparación con mis sentimientos y la envidia de mis hermanos, de quienes tuve que huir antes de que arrancaran la casaca de mis garras.

Prometo escribir un post sobre la sudadera para corresponder tu regalo.

Un abrazo.

12:37 a.m.  
Anonymous barra said...

Eso ha de haber sido toda una odisea para escaparte.... Mi estimado negro espero que en estos días que estuviste por tu tierra natal te hayan servido para retomar fuerza y seguir adelante en tierras muncusianas, se que por tu capacidad será un buen año esperando todo se realice en él.

Ahora que llegues allá encontraras tierra y polvo los cuales tendrás que limpiar y te costará mucho trabajo ya que tu cuarto es enorme... pero son el buen sabor de boca que regresaste a tu tierra para verla aún con tu presichente....

Mi estimado amigo espero seguir viendo tus pato aventuras sicodelicas en tierra de los beatles

Jack que tengas un buen inicio de año, por cierto sigo teniendo problemas con el foro, seguiré siendpo solo un invitado por mientras....

7:03 p.m.  
Blogger Darth Tradd said...

Jack,

Que bueno que ya llego la sudadera, tarde pero sin sueño. Cuidate y espero el post con fotos de evidencia.

Lalete,

De verdad, me la pase muy bien. Gracias por las carnitas de Santa Pink y las chelas que no podian faltar. Cuidate y prometo, ahora si, mandarte esas moleculas.

3:09 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home