Desde la Inopia se ha mudado, la nueva (a)versión puede verse en http://www.dtradd.org/blog a donde serás transferido en 17 segundos. Por supuesto, si todo falla, siempre puedes dar click a la liga antecitada. Todo el contenido de este blog está convenientemente colocado en la nueva ubicación. Disculpe las molestias que esto le ocasione. Consuma frutas y verduras. Hidrátese antes, durante y después. Desde la inopia: 6 libros 6

jueves, diciembre 15, 2005

6 libros 6

Esta semana, para variar, sí tuve que trabajar mucho y desquité lo que no había hecho en meses anteriores. Así que tengo abandonado el blog y también un ajuste de unas moléculas para Lalo Cota (ya Lalo, ahora sí las hago este viernes). Lo importante es que ya terminé con el trabajo pendiente y tengo un poco de tiempo libre. Y pienso aprovecharlo con el gentil regalo de Maybrick, que tuvo a bien mandarme una dotación de libros surtidos para que no se me olvide el español (gracias, mon ami).

6 libros 6

De arriba hacia abajo tenemos:
  • Días de combate, de Paco Ignacio Taibo II. La aventura que da origen a la saga de Belascoarán, un detective a la mexicana: mitad vasco, mitad irlandés y mitad mexicano. Si le sobran mitades es porque al final acaba cojo y con clavos metálicos en la pierna. Muy entretenida y divertida, sobre todo por los personajes de apoyo: El plomero Gilberto Gómez Letras y el tapicero Carlos Vargas.
  • Lo demás es silencio, de Augusto Monterroso. El desaparecido Tito escribió esta novela sobre la vida y obra de Eduardo Torres, en el pueblo de San Blas (nada que ver con el muelle ni otras mafufadas). Es una novela interesante, sobre todo porque Monterroso, experto en cuentos cortos, consigue escribir una novela sin separarse de su estilo.
  • El Padrino, de Mario Puzzo. ¿Qué puedo decir de El Padrino, que no se haya dicho ya? Sólo que he visto las películas pero no he leído el libro. Así que a darle, a ver que aprendemos.
  • Casi el Paraíso, de Luis Spota. Una maravilla de novela, además de una crítica a la high society mexicana. Al final uno quisiera ser como el príncipe Ugo Conti, sólo por el placer de llevar la gran vida a costa de los adinerados. No me canso de releerla.
  • La deuda y cómo no pagarla, de Rius. El maestro Rius Frius con su característicos monos. Debo decir que este libro no lo había leído tampoco, veremos que tal. Ultimamente Rius ha sacado libros bastante extraños. Éste es de 1985, así que supongo que será un poco más apegado a su estilo.
  • México Secreto, de Francisco Martín Moreno. El libro que trata sobre el telegrama Zimmerman. Para los que llegaron tarde, ése tema fue el que le dio un poco de vida a este blog lleno de telarañas. Hubo algunas discusiones y propuestas interesantes. Los posts al respecto pueden encontrarse aquí y acá.
Precisamente en este último libro apareció un regalo adicional. Cuidadosamente escondido en "México Secreto" estaba una bolsita clandestina con semillas de chile serrano. A ver que tal se dan por estos rumbos, pero tengo que esperar a que deje de helar o van a valer madre.

Picante en embrión

Así que tengo mucho que leer en estos días. Eso sin contar las Sexperiencias de la querida princesa Milena Ivanova, que terminé de leer hace unos días. Les debo la reseña del libro porque no he tenido tiempo de escribirla, la verdad. Pero eso sí, el libro es altamente recomendable.

Darth Tradd
Opal Gardens
Manchester, UK

3 Comments:

Anonymous Jack Maybrick said...

¡Los mexicanos poco a poco vamos conquistando el mundo!
¡Hoy, Opal Gardens, mañana Inglaterra!

(Y obsérvese el altruismo de parte de un servidor de enviar todo ese paquetote sin esperar más pago que una triste sudadera del Manchester United cuando el Negro esté de vuelta en tierras aztecas)

3:32 a.m.  
Anonymous milena de las sexperiencias said...

Ole, querido Darth. Gracias por la preciosa mención, que me es aún más apreciada, porque viene junto al insuperable Don Pastrami.

Estoy anciosamente esperando a oir y leer sus comentarios, mi noble caballero, sobre mi libro Sexperiencias. No es gran cosa, pero honesto, eso sí.

10:23 a.m.  
Blogger Darth Tradd said...

Muy cierto, Maybrick, te agradezco el envío. Créeme que me ha sido de mucha utilidad y me ha permitido sobrevivir en esos lugares. Por cierto, con las carreras, se me quedó tu dirección en Manchester. ¿Podrías mandármela para poder enviarte la sudadera?

Princesa Milena, me honra con su visita a este blog. Me da mucha pena no haber podido publicar todavía los comentarios a su libro, pero han sido días un poco apurados. Prometo hacerlo a la brevedad posible.

2:26 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home