Desde la Inopia se ha mudado, la nueva (a)versión puede verse en http://www.dtradd.org/blog a donde serás transferido en 17 segundos. Por supuesto, si todo falla, siempre puedes dar click a la liga antecitada. Todo el contenido de este blog está convenientemente colocado en la nueva ubicación. Disculpe las molestias que esto le ocasione. Consuma frutas y verduras. Hidrátese antes, durante y después. Desde la inopia: Sexperiencias

viernes, enero 20, 2006

Sexperiencias


Sexperiencias


Una de las muchas satisfacciones que me he dado este blog ha sido el conocer gente por demás interesante. Gracias a Maybrick conocí a Milena Ivanova, la autora del libro Sexperiencias. Intrigado por el título del libro y la notable inteligencia de Milena al platicar con ella en el foro de Maybrick (lo digo en serio, sin afán de hacer la barba o la pelota como dicen en España), me decidí a comprar el libro.
Y se preguntarán ustedes, ¿de qué trata Sexperiencias? Pues, básicamente de experiencias sexuales, ¿no? Es sólo un libro "para adultos", pornocho como decimos en México, ¿verdad?
Pues no.
Para mí Sexperiencias fue un libro diferente, interesante y que me puso a pensar bastante. Sí, trata de experiencias sexuales, de las experiencias sexuales de una mujer anónima. Pero también trata de su desarrollo profesional y personal. En otras palabras, es la vida de la protagonista, narrada a través de sus experiencias sexuales.
El libro está dividido en nueve capítulos, cada uno titulado con el apodo del compañero sexual en turno. Así pasamos por cada uno de ellos desde "El primero", "El compañero de piso" y "El Jefe", hasta "El Canalla", "El Otro Jefe" y "Misterio". A través de estos capítulos podemos apreciar la evolución de la protagonista en todos los ámbitos. En este sentido Milena ha conseguido un efecto muy agradable: En todo momento la protagonista es la misma y, sin embargo, puede notarse el cambio de su personalidad a medida que esta crece. Técnicamente, fue lo que más disfruté del libro.
Milena me había advertido que los hombres no salíamos muy bien parados en su obra y que tal vez por eso no me gustaría. Aquí difiero de ella, creo que en ningún momento nos pinta de una mala manera. Al contrario, creo que nos muestra tal como somos y por ello es que a algunos congéneres no les gusta. Particularmente me sentí identificado con el coprotagonista llamado "El compañero de piso". Este tipo es capaz de arrastrarse por el piso por un poco de cariño y de cortarse las venas por 5 minutos de sexo. La chava (chavala dirías tú, Milena) no lo puede tomar en serio en gran parte por esto:

"Enciendo un cigarrillo y me concentro en el rollo que me he montado con Antonio. Estoy rebuscando en mi alma para ver si por casualidad no se ha escondido algún sentimiento hacia él. No encuentro nada. [...] es tímido y le falta iniciativa para todo. Me imagino que le arrastro por las calles como a un perro y me muero."

Y es que, admitámoslo, cuando uno es joven se suele ser así. Uno no tiene idea de la vida y, como diría Mauricio-José Scharwz, se es un chamaco flaco, lleno de hormonas sin estrenar. Nos la pasamos haciendo tonterías por las mujeres, quedando como unos idiotas en el proceso. El tiempo pasa y posteriormente uno toma conciencia de sí mismo y de su hombría. Al final uno se ríe de haber sido tan tonto y ridículo, pero es parte del crecimiento.

Otro aspecto que me gusta mucho del libro (y que a algunas personas podría hacer sentir incómodas) es la sencillez y honestidad con que son descritas las relaciones sexuales. Nada de andarse con melosidades o metáforas baratas. Milena describe las cosas como son y ése es uno de los grandes aciertos del libro. Además no hay que perder de vista que en todo momento las descripciones son desde el punto de vista femenino y eso vale mucho la pena. Visto desde el lado de la mujer, uno acaba viéndose ridículo en muchos sentidos, pero principalmente en cuestiones amorosas.

A fin de cuentas, el libro me gustó mucho. Es muy recomendable, pero con una par de notas de advertencia: Si es Usted un macho cerrado a sus ideas, ni lo intente. Si es Usted una persona EPEGEC (Encargada de Poner El Grito en El Cielo) ante cualquier cosa que diga "sexo", tenga cuidado, porque es un libro que lo trata con total naturalidad. No vaya a sentirse ofendido.

Fuera de este par de advertencias (que espero que tengan el efecto de hacer más apetitoso lo prohibido y eleven las ventas), compre este libro. De verdad vale la pena. Lo publica Random House Mondadori, pero creo que hasta el momento no ha llegado a México, lo cual no es problema. Si alguien de mi tierra se anima, nos ponemos de acuerdo y se los envío con todo gusto.

Finalmente, es bueno darse una vuelta para visitar Sexperiencias, el sitio de Milena. Siempre hay discusiones interesantes y temas por demás provocativos. ADVERTENCIA: El sitio tiene imágenes que podrían abochornarlos ante sus compañeros de oficina. Procedan con precaución. (Nuevamente la advertencia espera aumentar la curiosidad y las visitas al sitio).

Darth Tradd
Opal Gardens, Manchester
UK

2 Comments:

Anonymous Barra said...

Mi estimado negro.... Pdría decir coloquialmente que me haz dejado picado, pero sé que lo vas a tomar como albur.

Por lo tanto, con el gran conocimiento que tienes de mi poca afición por la lectura me ha interesado el libro, esperaré a que algún día me lo quieras prestar o mandar, pero si me lo vas a mandar "rápido" como mis moléculas entonces tendré que esperar a que vuelvas en diciembre o que me avises que voy para allá.

SE lee interesante, te envío una gran cantidad de aplausos por tu excelente forma de definir a los hombres.

7:17 p.m.  
Blogger Darth Tradd said...

Lalete,

Qué te puedo decir, los aplausos no deben ir hacia mí, sino a Milena. De verdad, ha logrado un libro muy interesante.

Y, si se animan, pónganse de acuerdo con Martha (a quien de seguro le va a interesar y se los mando). Con un poco de suerte llega con las coordenadas de tus moléculas.

Saludos!

10:32 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home