Desde la Inopia se ha mudado, la nueva (a)versión puede verse en http://www.dtradd.org/blog a donde serás transferido en 17 segundos. Por supuesto, si todo falla, siempre puedes dar click a la liga antecitada. Todo el contenido de este blog está convenientemente colocado en la nueva ubicación. Disculpe las molestias que esto le ocasione. Consuma frutas y verduras. Hidrátese antes, durante y después. Desde la inopia: Aniversarios

domingo, abril 16, 2006

Aniversarios

Se llegó el día del primer aniversario de este amasijo de ideas mayormente inconexas y no hubo cambio de plantilla. Con el fin de semana tan agitado que tuve me quedé con el estilo de lupanar de mala muerte que ha caracterizado a este blog. Hoy 17 de abril, este proyecto cumple un año. Hemos recibido 12500 hits y 8621 visitantes únicos al momento de escribir esto. En este periodo, he publicado 151 textos, con temas variados e interesantes algunas veces e incongruentes y aburridos en la mayoría de los casos.

Curiosamente abril no era un mes muy significativo para mí, la única fiesta importante es el cumpleaños de mi hermana mayor (Hola Minda!) el 2 de abril. Pero fuera de eso, abril es un mes en el que lo más disfrutable es ver florecer las jacarandas. Pero todo eso cambió hace dos años.

Hace dos años, un 16 de abril (cumpleaños de una persona que fue muy importante en mi vida, pero eso es cuento para otra ocasión) regresé a la casa después de una semana de trabajo bastante pesada. Me acuerdo bien que era un viernes y que tenía un par de días sintiéndome raro, como si hubiera perdido la sensación de gusto en la boca. No le di mucha importancia y seguí con mi rutina diaria. Esa noche, wakko me habló para invitarme a jugar billar. Pasó por mí y fuimos a donde siempre, pero yo ya no me sentía bien. Al cerrar los ojos sentía como no podía apretar el párpado derecho. Cuando llegamos al billar pedí una cerveza (Cerveza Indio, a veces me espanta la claridad con que recuerdo esa noche) y al tomarla me di cuenta de que había perdido completamente la capacidad de sentir el sabor en mi boca.

Giré para verme en el espejo y me di cuenta de que al tratar de sonreír el lado derecho de mi cara no respondía. Debo admitique me espanté y me despedí como pude de mi amigo. Llegué caminando a mi casa, distante no más de 5 minutos del billar. Para entonces ya todo el lado derecho de mi cara estaba paralizado, incluso tenía problemas para cerrar por completo el ojo.

Junto con la impresión de la parálisis me llegó una depresión repentina y abrumadora. Sentía que el esfuerzo de los últimos años había sido en vano y que en vez de una maestría iba a sacar una parálisis facial y quizá algo peor. Esa noche está muy grabada en mi memoria: La sensación de no poder mover o sentir el lado derecho de mi cara y mis nervios destemplados (sonaba el teléfono o se azotaba una puerta y temblaba como una hoja).

La recuperación fue lenta y dolorosa. No sólo tenía que recibir inyecciones de vitamina B (que me causa una leve alergia cutánea), también tenía que acudir a sesiones de rehabilitación cada 3 días. Mi terapista, la Sra. Adela, siempre se portó excelentemente. Sin embargo, eso no hacía menos dolorosas las descargas de electricidad o las cachetadas rítmicas que propinaba en mi cara.

Finalmente, tras dos meses de inflar globos, recibir inyecciones y soportar toques eléctricos, recuperé completamente la movilidad y la sensibilidad de mi rostro, así como la sensación de gusto. Pero lo más importante de esta etapa de mi vida fueron las lecciones que aprendí.

Hoy se cumplen dos años de haber pasado por esa experiencia. Es un aniversario que no quiero olvidar y en parte por ello inicié el blog en esta fecha. Fue un aviso a tiempo para cambiar mis hábitos y preocuparme más por mi salud. Repentinamente abril se ha convertido en un mes importante. Desde entonces, este mes me recuerda que la vida es un suspiro y que la salud es prioritaria sobre cualquier otro aspecto.

Feliz Aniversario entonces, al blog, a la parálisis y a la innombrable, como atinadamente le puso el Voltron.

Darth Tradd
Opal Gardens
Manchester, UK

4 Comments:

Anonymous Jack Maybrick said...

Salud. Salud. Creo que es algo que he perdido, pero en mi segunda luna de miel encontré un poco de ella. Ya te enterarás en 42, para que sepas cómo funciona mi factor de recuperación mutante y por qué demonios no me he muerto aún.

2:07 a.m.  
Blogger Cdaae said...

Pues felicidades y esas cosas, me alegro de que al final se pasará, pero con la salud no se juega querido Darth.

Muxu handi.

PS: Seguimos esperando lo del campamento, que al final nos olvidaremos del principio y tendrás que hacer un breve resumen.

1:24 p.m.  
Blogger Darth Tradd said...

Jack, ya leí lo de tu segunda luna de miel. Me parece que lo que necesitabas era una fuerte liberación de endorfinas para recuperar tu espalda. Y nada mejor que hacer el amor con la mujer que amas (disculparás la expresión tan mal lograda). Un abrazo!

Mi querida cdaae, ya publiqué el resto del relato. Espero que esa aventura haya sido de tu agrado.

Me escapo por una semana a Francia, mes amis. Ya les contaré que tal me fue en el sincrotrón.

Besarkada!

11:47 p.m.  
Anonymous Barra said...

Abril... buen mes sobretodo por que nació en el el maximo exponente de la cultuta y machismo mexicano osea tu servilleta. jajajaja

Bueno se que me pasé pero es bueno presumir no? sino me hecho porras yo.. .quien?

Felicidades por el cumpleaños de tu blog, a veces es bueno detenernos un momento para pensar que en esta vida las cosas son faciles si uno está bien de salud, recuerdo hace poco dentro de esas cadenas tontas que a veces suelen mandarme, el texto de una pequeña que decía que las maravillas del mundo son poder ver, respirar, senir, oir, oler, etc... y que cierto a veces las cosas más simples de la vida son las que nos receurdan lo frágiles que somos y esto nos lleve a seguir adelante con un poco de mayor respeto hacía nostros mismos...

Bueno el rollo se hizo largo... Congratulatios!!!!!!!!!!!!

7:37 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home