Desde la Inopia se ha mudado, la nueva (a)versión puede verse en http://www.dtradd.org/blog a donde serás transferido en 17 segundos. Por supuesto, si todo falla, siempre puedes dar click a la liga antecitada. Todo el contenido de este blog está convenientemente colocado en la nueva ubicación. Disculpe las molestias que esto le ocasione. Consuma frutas y verduras. Hidrátese antes, durante y después. Desde la inopia: De gira artística

lunes, abril 10, 2006

De gira artística

Este fin de semana tuve que salir de mi amada mini-ciudad de Manchester y dirigirme al sur. Desde el viernes he tenido que trabajar horas extra para poder cumplir con la demanda que me ha sido requerida. Mi trabajo se ha desempeñado en posiciones por demás extrañas y usando aparatos que sonrojarían a más de alguna persona. Es más, creo que me he vuelto un muy socorrido "damo" de compañía, si me permiten y disculpan la expresión.

Y sí, estoy de gira artística pero no como Ventresco Carlo como algunos han sugerido (¡Hola Jack!). Nuevamente estoy en el sistema ENGIN-X del ISIS, esta vez buscando esfuerzos residuales en una soldadura entre un monocristal y un material convencional. La verdad es que estamos abriendo brecha y eso nos tiene probando varias condiciones experimentales que nos han tenido trabajando hasta tarde. Además hemos sacado nuestra mejor vena ingenieril y para fijar una rendija enfrente de un detector usamos una canaleta para repisa (de esas donde se meten las ménsulas), 3 prensas C, dos canaletas gruesas, un montón de cinta de doble cara, resortes varios y una cabeza micrométrica. Lo mejor de todo es que funciona, pero es bastante molesto a la vista.

Lo más divertido de todo este viaje a Oxfordshire no ha sido el preparar y configurar una máquina tan compleja utilizando materiales comunes o el tener jornadas de 16 horas. Tampoco han sido las cervezas o las cenas en los diversos restaurantes de Oxfordshire o el excelente hotel donde nos quedamos (Cosener's house, donde me tocó quedarme en el bloque llamado establo...). Lo más divertido de este viaje es que por fin pude conducir un auto por los caminos rurales británicos. Así es, rentamos un Renault Mégane de cola anillada o que diga, de cola rara y me tocó manejar un rato entre Abingdon y el ISIS (unos 25 mins, por cierto). Luego les platico en detalle mis experiencias en este país donde ya anduve por el otro lado de la carretera, sin que por esto se empiece a murmurar de mí (Hola de nuevo, Jack!)

Darth Tradd
ENGIN-X
ISIS Neutron Spallation Source
Oxfordshire, UK


PS1: Prometo poner pronto fotos de nuestro dispositivo sujetador de spaghetti o que diga de rendijas con cinta adhesiva.
PS2: Disculparán si el post no tiene mucho sentido pero yo tengo mucho sueño.
PS3: Lo del campamento continuará en la semana, espero.

8 Comments:

Anonymous hay que joderse said...

Mi bautismo de fuego fue con una furgoneta Ford por el centro de Edinburgo, y sin conocer muy bien la ciudad, suerte que aquel aleman me indicaba siempre un instante antes del ultimo momento. Es gracioso como cada vez que quieres cambiar de marcha echas mano a la manivela de la ventanilla. Seguro que tu por la campinya inglesa disfrutaste mas que yo por la old town...
Echale huevos y arte, como hasta ahora, que ya te queda solo lo ultimo.
Y desde luego que quiero saber que fue de los desdichados aquellos de la tienda...

11:08 p.m.  
Anonymous Jack Maybrick said...

¿Alemán? Pues a menos que sea Telefunken o Alzheimer...

Yo no manejo fuera de México. De hecho, no manejo fuera de Guadalajara. Me limito a decirle a los demás dónde estamos, con ese excepcional sentido de orientación que tengo. ¿Por qué? Porque no me gusta conducir, por eso. Por eso porque prefiero tener un chofer, de preferencia negro (¡Hola, Tradd!)

Eso sí, es impresindible ver esa aplicación porta espagueti al más puro estilo Magyver...

PD. Perdón por la broma de mal gusto, pero no me pude contener...

3:05 a.m.  
Blogger Cdaae said...

Bueno, eso no se hace, nos has dejado con la intriga, pero con excusas validas, a mi tampoco me gusta conducir, por eso he conducido en todos los lugares donde he estado (sic), y voy todos los dias en cohce a trabajar (mas sic).

Yo siempre digo que el dia que sea multimillonaria no voy a comprarme ni un Rolls ni nada por el estilo, un coche con chofer, me da igual que coche sea, pero que no lo tenga que conducir yo.

Besarkada y descansa un poco.

1:56 p.m.  
Anonymous hay que joderse said...

Oscar Mayer, era el tipo aleman, siempre atento en los cruces.
Y ahi estamos de acuerdo los tres, yo detesto conducir. Una de las cosas que menos echo en falta en Gran Bretanya es coger el coche por las manyanas y meterme en el trafico contra reloj. Eso si, el dia que sea rico, los coches andaran solos...

9:12 p.m.  
Anonymous Jack Maybrick said...

¿Oscar Mayer que no es alguien que se hizo famoso por vender salchichas?

Recuerdo que en Nueva York los gringos cantaban "My bologna has a first name, it’s O-S-C-A-R".

Más grave era cuando alguien cantaba "I wish I were an Oscar Mayer Wiener, tat is what I'd truly like to be. 'cause if I were an Oscar Mayer weiner, everyone would be in love with me." y alguien le respondía "Oh I'm glad I'm not an Oscar Mayer weiner, that is what I'd never like to be. 'cause if I were an Oscar Mayer weiner, there would soon be nothing left of me." ¡Y estamos hablando de profesionales, carajo, no de púberes de 12 años! ¡Esto lo escuché en la ONU! Yo era un niño entonces y Lord Ed acababa de nacer, pero no lo he olvidado...

¡QUé asco de generación!

12:03 a.m.  
Anonymous hay que joderse said...

Y Telefunken? No era ese el nombre de pila del ilustrisimo senyor Pal Color? En cuanto a Alzheimer...no recuerdo ahora mismo... pero me viene a la cabeza esa deliciosa oda del besugo que escuche una vez, hace ya un tiempo a unos ninyos que cantaban:"melimes y melames, se comen un besugo, melimes la cabeza y melames el culo!"
Desde luego, vaya generacion...

10:52 a.m.  
Anonymous Jack Maybrick said...

Mi primer contacto con un honorable miembro de la casa Telefunken fue un monstruo de 20 pulgadas a blanco y negro de bulbos que emitía tanto calor que en invierno sólo teníamos que encender el televisor. Y se tardaba medio programa en comenzar a presentar alguna imagen en el cinescopio.
¡Ah, qué bonitos tiempos aquellos! Entre los viajes a otros países y los esporádicos regresos a México entre asignación y asignación, mi único contacto con la realidad eran "Los Picapiedra" a blanco y negro...

6:17 p.m.  
Blogger Darth Tradd said...

Después de esta semana que de santa tuvo muy poco, me encuentro con esta serie de comentarios tan interesante. Parece ser que soy el único por aquí al que le gusta manejar, ¿será por mi color achocolatado? (Hola de nuevo, Jack!)

Saludos a todos y gracias por seguir al pendiente y por la ilustrativa discusión sobre Oscar Mayer, Telefunken y el buen Alzheimer.

Sin embargo, sigo sin comprender por qué no les gusta manejar... me estoy empezando a preocupar por eso del color (Hola de... no, ya está muy gastado eso.. pero hola Jack, de todos modos.)

Saludos a todos!

5:14 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home