Desde la Inopia se ha mudado, la nueva (a)versión puede verse en http://www.dtradd.org/blog a donde serás transferido en 17 segundos. Por supuesto, si todo falla, siempre puedes dar click a la liga antecitada. Todo el contenido de este blog está convenientemente colocado en la nueva ubicación. Disculpe las molestias que esto le ocasione. Consuma frutas y verduras. Hidrátese antes, durante y después. Desde la inopia: Tirando rostro en el cementerio II (y quedando como un imbécil en el proceso)

martes, marzo 07, 2006

Tirando rostro en el cementerio II (y quedando como un imbécil en el proceso)

- Pues yo quiero ser una chef mundialmente conocida.
- ¿En serio? ¿Estás estudiando para serlo? - contesté
- Sí, me estoy esforzando, pero sabes es, difícil me ha pasado de todo. Ahora que hace tanto frío me estoy acordando.

La velocidad de su conversación no disminuía, en cierto sentido era impresionante verla articular tantas oraciones sin parar. Como diría una amiga, le papaloteaba la boca. Además el anacoluto del frío y los recuerdos me pareció un poco raro. Ella siguió contándome que un día se quemó una pierna mientras preparaba no sé qué. Creo que estaba a punto de enseñarmela cuando le dije que teníamos que esperar al resto del grupo al que, por razones un tanto obscuras, habíamos dejado atrás.

- Oye, estás muy alto. Debes medir mínimo unos 6 pies, ¿no?

Como podrán imaginarse me sentí como un buey siendo medido y pesado.

- 6 pies, una pulgada - respondí, pues mi trabajo me costó crecer hasta el 1.85 para que ahora esta loca me quite 2.5 cm.
- Oh, eres muy muy alto - continuó ella, mientras me miraba y reía.

En ese instante nos alcanzó el resto del grupo y continuamos nuestra caminata bajo el frío de Edimburgo. Ella seguía hablando de un sinúmero de temas personales como si era hijo único y cuántos hermanos tenía. A estas alturas debo decir que la perspectiva de pasar una noche por demás interesante en Edimburgo se hacía más presente. Mientras pensaba en esto ella comenzó a hablar en voz cada vez más baja, hasta que sólo susurraba palabras que escapaban a mis oídos, cubiertos con el gorro. Creo que escuché palabras como "you", "night" y "think", pero no estoy seguro. Como ella seguía y seguía susurrando y yo seguía sin entenderle, acabé soltando una risa nerviosa.

Ella hizo una pausa, me volteó a ver con enojo y me dijo:

- ¿Te parece gracioso lo que te estoy diciendo?
- Ehhhh...
- ¿O te estás burlando de mí?
- Yo... lo que pasa es que... - las palabras simplemente no me salían, sobre todo viendo esos ojos hipermétropes que me veían con furia asesina.
- ¿Crees que soy un payaso?

Y apretó el paso dejándome atrás.

Todo mundo sabe que una mujer herida es peor que un tigre menopáusico (bueno tigrepáusico o como se diga), con una espina clavada en la pata junto con una cruda monumental el día que se da cuenta que no es más aquel tigre joven capaz de mantener 6 tigresas felizmente complacidas. Traté de retomar la conversación un par de veces más pero prácticamente huyó de mí cerca del cementerio, justo cuando terminaba el tour.

La vi alejarse sola, en sentido contrario a donde estaba mi hostel. Dudé unos 10 segundos antes de decidir qué hacer. Finalmente, di media vuelta y regresé a intentar dormir esa noche, solo.

Darth Tradd
Grosvenor Street
Manchester, UK

4 Comments:

Anonymous Jack Maybrick said...

Sí, justo lo que me imaginaba. Eso de soltar risitas nerviosas cuando uno no comprende nada es mortal en dos ocasiones: cuando estás frente al "vista" de la aduana, y cuando estás junto a una muchacha de buen ver y mejor estar.

Me temo, mi estimado Negro, que metiste la pata hasta la cadera. Justo cuando la gringuita deseaba darte una visita guiada a los placeres de la alta cocina (y no me refiero precisamente a preparar los alimentos) a tí se te ocurre reirte nerviosamente.

Yo, en una ocasión similar, dije "la verdad es que no termino de comprenderte" y recibí una bofetada. Creo que fue en ese entonces cuando aprendí a leer los labios y concentrarme en mi interlocutor (en especial si es interlocutora y tiene bonitos labios) porque con tanto idioma que hablamos en casa a veces se me olvida hasta el español.

Algún día recordarás esto y te darás de topes en la pared cuando por fin comprensas lo que ella te dijo... mientras tanto, no te queda mas que reir.

8:17 p.m.  
Blogger Cdaae said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

12:02 p.m.  
Blogger Cdaae said...

Me alegro de que hayas vuelto, he seguido tu historia y la verdad una pena, por el rumbo que estaban tomando las cosas, estoy con jack, que las risas nerviosas son malas cuando no se llega a entender del todo lo que dicen.

A mi me paso algo parecido una vez que por no decir la socorrida "Can you repeat , please?", sonrei y lo que me estaba preguntando el interfecto era si me molestaba que fumará en mi presencia, asi que se puso a fumar sin darme tiempo a decirle que me molestaba muchisimo, el caso es que cuando me lo pregunto estaba yo en mis cosas y no le escuche bien y por no preguntar pues...

Tambien es verdad que para ligar a gusto no hay nada como el idioma materno que es el que controlas, entiendes los giros y no te pierdes.

De todas maneras la joven esa fue un poco borde, a ver, sabía que eras mexicano, por lo tanto el inglés no era tu idioma materno, que estabas de visita, por lo tanto ver sitios igual te distraia de su conversación y aún asi :

¿No te da una segunda oportunidad?.

¿No sigue hablando contigo?

Bueno voy a dejar de filosofar un poco que tengo que comer.

Un abrazo.

11:56 a.m.  
Blogger Darth Tradd said...

Así es Jack, no me queda más que reírme y disfrutar de mis burradas. Al menos ya tengo algo que contarle a mis nietos y publicar en el blog. Eso sí, juro que todo lo publicado pasó exactamente (o casi) como lo escribí.

Y sí, debí haberle puesto un poco más de atención y eso, pero tampoco era para tanto. Lo cierto es que no todos los días me "hacen ojitos" y, como alimento para mi persona, estuvo muy bien.

Y mi querida cdaae, primero procedo a robarte tu útil marcación para contestar los comentarios. Después del robo en despoblado te comento que estoy completamente de acuerdo con lo que dices del idioma materno y el ligue. Siempre se escapan las palabras cuando quiere quedar bien con alguien que no habla español.

Ahora respecto a lo último que comentas, fue precisamente por eso que no la seguí. Si podía cambiar tan rápidamente de ánimo y dejarme ahí botado después de que ella fue la que anduvo coqueteándome, no es una persona muy estable. Tal vez necesito releer la guía de Jack, pero la verdad es que la inestabilidad no me atrae tanto. Digo, está bien que se haya enojado, pero me merecía una oportunidad para enmendar mis errores, no crees?

Un abrazo a ambos.

2:10 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home