Desde la Inopia se ha mudado, la nueva (a)versión puede verse en http://www.dtradd.org/blog a donde serás transferido en 17 segundos. Por supuesto, si todo falla, siempre puedes dar click a la liga antecitada. Todo el contenido de este blog está convenientemente colocado en la nueva ubicación. Disculpe las molestias que esto le ocasione. Consuma frutas y verduras. Hidrátese antes, durante y después. Desde la inopia: 3 de julio

lunes, julio 03, 2006

3 de julio

Como bien saben, he evitado hablar de política en este espacio (con algunas excepciones) La verdad me da gusto estar en el extranjero y haber evitado la invasión publicitaria de los candidatos a la presidencia. Sin embargo, masoquista que es uno, he tratado de seguir de cerca las campañas de los suspirantes.

Hoy, 3 de julio, cuando el Programa de Resultados Electorales Preliminares le da el triunfo por un escaso margen de menos de 400,000 votos a Felipe Calderón, me atrevo nuevamente a abrir la trompa y decir lo que pienso.

En una frase: Me preocupa mi país. Mucho. Estuve cerca de parafrasear a áquel senador demócrata que acertadamente dijo cuando empezó la guerra en Irak "Today, I weep for my country".

Si algo se puede extrar de los resultados de la votación es la extrema polarización que sufre México. Una quinta parte votó por el PAN, otra quinta por el PRD, una sexta por el PRI, un 4 % por candidotes varios y al resto, un 40% le valió madre el asunto. Y eso es tan sólo en la elección para presidente. En las de las cámaras, aunque los porcentajes varían, tambień se tiene una diversificación similar.

¿Y qué tiene eso de malo? ¿No es precisamente la belleza de la democracia el tener tal diversidad de opiniones?

Sí, pero nótese cómo está distribuida la votación geográficamente. Sí se observa la votación por circunscripciones, el PAN venció claramente en los estados norteños y en gran parte de sus plazas fuertes como Jalisco y Guanajuato. Por otro lado, el PRD ganó en los estados sureños.

Lo anterior tampoco es novedad, pero lo que sí me llama la atención sobremanera es la cantidad de insultos que se emiten en uno y otro sentido. La ciudadanía está lista para defender a muerte a su candidato y de antemano descalifica al oponente. En los foros pro-calderón, López Obrador es MALO (por Manuel Andrés López Obrador) y en los foros pro-peje, Calderón es FECAL.

Si me preguntan a mí, yo no estoy dispuesto a morir por ninguno de esos dos. Lo dije antes, ese par no representa lo que yo quiero para México. Me preocupa que la gente esté tan dispuesta a pelear por defender sus ideas y denostar las de los otros.

Hace unas semanas, Jack comentaba sobre el fenómeno de la balcanización y de cómo México, en cierta manera, es también una unión de estados con características tan diferentes que podría trazarse una similitud no muy forzada con Yugoslavia. Hoy México está dividido nuevamente, como se dividió en tiempos de Juárez. En esa ocasión, fueron necesarios 11 años de guerra fraticida para resolver el conflicto. Curiosamente, la Guerra de Reforma es enseñada pobremente en México.

Quiero creer que me equivoco, que me estoy preocupando de más por esto. Que seguimos siendo el país de no pasa nada y que los perdedores, sean del partido que sean, aceptarán dócilmente el resultado y seguirán trabajando para llevar pan a su casa. Que las ofensas quedarán en el olvido y que la gente, siempre la gente, seguirá trabajando. Quiero creer que después del resultado, los vecinos y los amigos seguirán saludándose, recordando que los unen lazos más fuertes que la diferencia en ideas políticas y que, finalmente, no vale la pena matarse por un chaparrito de lentes y un pejelagarto. México, el país, es mucho más que su clase política.


Darth Tradd
Grosvenor Street
Manchester, UK

9 Comments:

Anonymous msord75 said...

Master,
Totalmente de acuerdo contigo, es increible como casi se sacan los ojos durante casi un año y ahora salen con que vienen los tiempos de la cordialidad y la conciliacion. Por mi, que se metan ambas cosas por donde mejor les parezca. Este quinteto de ineptos, mediocres, corruptos y mentirosos ya se clavaron una buena lana en sus campañas y sea quien sea el ganador, tendrá buen tiempo para llenarse los bolsillos. Al final ese es el premio para el ganador. Y al país, al pueblo, mas promesas, fiestas, bigbrother, religión, tv notas, escandalos de los politicos, entre otras particularidades de la vida cotidiana en Mexico. El verdadero problema no son ellos, sino nosotros que nos hemos dejado mangonear por esa sarta de imbéciles (politicos, industriales, inversionistas) que dirigen los destinos de una nación sumisa. Somos irresponsables y la ley del minimo esfuerzo rige muy bien para la gran mayoria. El buen candidato esta entre nosotros, pero quién se va a aventar el paquetito de servir, de prepararse durante toda una vida (o buena parte) para llegar a la cumbre y darle al pueblo lo que necesita? Y que necesita el pueblo? Educación y disciplina; lo demás es consecuencia. Pero eso implicaría gente pensante, que discute, que lucha, que propone, que trabaja... Desgraciadamente para la gran mayoria de nosotros es más cómodo esperar "a ver que pasa" o "escoger el menos peor". En fin, como dijo don Porfirio "pobre México".
Por otro lado y en asuntos mas terrenales, master, nada puede ser tan "geek" si nos enteramos 10 minutos antes de que se acabe la final... o sea, pude haber visto mas partidos! Jaja, no te creas, bien jugado!
Bueno, por aqui estamos en contacto.
Mario

9:35 p.m.  
Anonymous Barra said...

Mi estimados...

No había escuchado desde hace tiempo frases tan claras y contundentes para defirnir lo que está pasando en nuestro querido país... recuerden que la esperanza muere al último, sin embargo creo que la paciencia e "ingenuidad " que ha mostrado el pueblo mexicano se ha terminado, y creo profundamente en que esto no se calmará pronto, suerte de ustedes que se quedan en el extranjero, malo para los que estan (regresamos) allá.

Finalmente como bien lo dijo el master, en algun lugar entre nosotros está el buen candidato, la pregunta obvia (diría el tocayo) es ¿¿¿¿¿¿¿donde??????, yo creo que lo mas seguro es que está en cada uno de nosotros y que debemos en estos momentos de sacar nuestro orgullo y defender al país, serán otros 6 años de lucha de empoderamiento, corrupción, escándalo, baratijas con las que siempre han salido. Yo he querido dejar de pensar que cada 100 años hay guerra por que me pregunto ¿para qué matarnos entre mexicanos? pero a veces la respuesta puede ser sencilla: "por sobrevivir"...

Y como ya empecé a ponerme filosofico y tocayesco, esto es lo que creo yo...

Saludos

11:05 a.m.  
Blogger Jack Maybrick said...

Una cosa sí puedo asegurarles, mis estimados compañeros de blog: la guerra ha quedado conjurada.

Yo predije con base en el desarrollo histórico de México que la única posibilidad de guerra en años recientes sería si la izquierda radical llegara al poder, y a+un así ésta no sería una guerra con armas sino con política. Dicho de otra manera México se encerraría en el más profundo ostracismo y nos convertiríamos en una nueva Cuba o una nueva Venezuela. Ambas opciones me dan escalofríos. El problema con estar gobernados por una izquierda radical es que toda opinión y acto se ubica a la derecha, y por tanto, desde su punto particular de vista, es peligroso.

En cambio, ahora vamos a estar gobernados por una derecha más moderada que la que representó al presidente Fox, que recientemente perdió a su señora madre. Ésto nos da cierto margen de maniobra, ya que Jelipe Coladerón tiene una posición más equilibrada que el Peje, y es más abierto al debate y a la discución. Y he ahi el secreto para lidiar con ellos los próximos seis años: a la derecha se le convence con obras a la izquierda, con ideas. Las ideas no siempre son aceptadas: las obras no pueden negarse.

México, este México, nuestro México, ya no está para guerras internas. Disturbios sí guerras no. El caso de San Salvador Atenco demuestra mi punto de vista: el México Bronco está ya muy viejo y apolillado: las cosas caerán por su propio peso y por su propia edad. Así como durante 71 años tuvimos gobiernos salidos de la Revolución, esta vez el péndulo oscila hacia una continuidad pacifista con buenas intenciones. Serán seis años más de estabilidad, no por las buenas acciones del gobierno sino por las esperanzas del pueblo de que todo siga como está. A su debido tiempo, el péndulo oscilará y una izquierda moderada llegará a la Silla. Y luego llegará un gobierno de centro, y luego de derechas, y así sucesivamente por los siglos de los siglos.

Qué cosas... y eso que no me gusta hablar de política...

4:56 p.m.  
Blogger Darth Tradd said...

Mis queridos amigos, gracias por sus comentarios.

Master, me da gusto que coincidamos en algo, después del desmadre de París. Ahora me preocupa que quede un país para regresar cuando nuestra estancia aquí termine.

Lalete, has hablado con la boca retacada de razón. Al menos por una vez en tu vida.

Jack, de verdad quiero creer que lo que dices es cierto y que no pasará de disturbios aislados. El país está polarizado y espero que esto no cause mayores problemas.

11:15 a.m.  
Anonymous msord75 said...

Master,
esa frase de "me preocupa que haya un país al cual regresar" te la volaste de la pelicula (o el libro) 2010, El año del contacto, segunda parte de Odisea Espacial, de Arthur C. Clarke. Estaban aquellos (soviéticos y gringos) dándole vueltas a Jupiter cuando se enteran que en la Tierra se están dando hasta con la cubeta y que una guerra nuclear esta a punto de suceder. El protagonista lleva su "bitácora de vuelo" por asi decirlo y preocupado por la misión, espera que todo salga bien y que al final haya una Tierra a la cual regresar. País de seguro vamos a encontrar, aunque quien sabe en que estado... En esta crisis de idéntidad nacional se refleja la crisis en la que se encuentra la existencia humana; antes pensaba que somos un eslabón más en la cadena evolutiva, hoy a veces pienso que somos el eslabón donde la cadena se rompe...

11:30 a.m.  
Blogger Darth Tradd said...

Maldición, Master, has leído demasiado y visto muchas buenas películas. Sí, de ahí me robé esa pinche frase... Carajo, se me olvidó que precisamente en el Louvre sacaste eso a relucir: "Pero yo no lo sabía. ¡ESO YO NO LO SABÍA!".

Eso sí, la frase esa de que somos el eslabón donde la cadena se rompe te quedó bien. ¿O te la pirateaste de algún lado? Como sea, es una buena apreciación.

11:42 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

Here are some links that I believe will be interested

11:28 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

Here are some links that I believe will be interested

6:31 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

Keep up the good work. thnx!
»

9:01 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home